El colectivo de personas sordas quiere conocer la actualidad de los incendios forestales ocurridos en las islas, en igualdad de condiciones que el resto de la sociedad. Sin embargo, ha estado relegado a un segundo plano cuando la accesibilidad en el contenido informativo ha sido nula.